Facebook Twitter Google +1     Admin

Poesía de Khimaira Kuyen

20141004124147-10410401-787403201302741-1647065072024940396-n.jpg

"Ella no se hizo bruja, nació bruja. De pequeña escuchaba el desdichado canto de las aves, gallinas y palomas. Podía ver el sentir en los ojos del perro. Caminaba despacio, mantenía el silencio. Ella es un ente universal, la eligió la tierra. Ella tiene un portal y un lecho, no lo sabe. Ella llora murmullo de siglos, llanto eterno y condena.

Le enseñaron a hablar, prefirio el canto de las aves, gallina y palomas. Le enseñaron a vivir, le robaron el silencio, le impusieron las palabras. El olvido como dogma. Olvidó s útero, olvidó su bosque, olvidó su llanto. Educaron su ego, ya poco quedaba. Flor en jarrón de oro. Ya no lloraba, solo a veces. Rígida e inmóvil, se sabia perdida, mas sonreir la alivió de males.

Ella tenía un portal pero no lo sabía. Un día, sintió el murmullo bajo su vientre, su madre y todas sus madres. Sus hijas, todas sus hijas, la levantaron del letargo, le mostraron la danza del viento, el rugido del universo, el murmullo de los árboles. Comprendió que lo femenino es lucha, movimiento, acción.

Lo femenino es magia, unión. Comprendió que no hay saber que se aprenda en la domesticación. Que fuera de la naturaleza todo es falso. Que las personas comunes perdieron la lucha, el movimiento y la acción. Escaló un árbol, sintió sus grietas. Gritó. Encaró a los demonios y en la cima Despertó"

 

Khimaira Kuyen

de la página Brujas, Diosas y Chamanas

04/10/2014 08:42 fragancia Enlace permanente. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris